Mensaje del Director

 

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos consagra en su artículo 4 que toda persona tiene derecho al acceso, disposición y saneamiento de agua para consumo personal y doméstico en forma suficiente, salubre, aceptable y asequible. Asimismo, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha reconocido explícitamente el derecho humano al agua y al saneamiento, reafirmando que son esenciales para la realización de todos los derechos humanos. Nuestra voluntad y esfuerzo estarán orientados a contar con un Durango donde los servicios de agua potable, drenaje y saneamiento, se vean mejorados notablemente, tanto en zonas urbanas como rurales, abatiendo rezagos y desigualdades, realizando las acciones de manera sostenible y sustentable, que permitan alcanzar este objetivo en el corto plazo y delineando las acciones factibles de continuarse en el mediano y largo plazo, garantizando en lo posible su permanencia, con el compromiso de tener la mejor coordinación con todos los niveles de gobierno. Conforme las directrices señaladas por el Gobernador del Estado de Durango, Dr. José Rosas Aispuro Torres, nuestro trabajo articulará las acciones de las diversas dependencias, organismos e instituciones que intervienen directa o indirectamente en el sector, incluyendo su participación a través de convenios, acuerdos, programas y proyectos específicos. El Gobernador del Estado igualmente determinó la creación de la Coordinación de Proyectos Estratégicos en la Comisión del Agua del Estado, con lo cual impulsaremos los estudios, el diseño e implementación de proyectos de gran impacto, para disponer de fuentes de agua superficiales a efecto de disminuir en lo posible el uso de agua de los acuíferos, donde se presentan diversos minerales a causa de la composición geológica donde se encuentran ubicados, así como para asegurar su accesibilidad y calidad, al corto, mediano y largo plazo. Asimismo, acorde a las instrucciones del Gobernador del Estado de Durango, se impulsarán los proyectos necesarios para evitar inundaciones en la ciudad de Durango, así como para conocer la calidad del agua que se suministra para consumo humano en las localidades urbanas y rurales, lo que nos permitirá instrumentar las medidas que resulten necesarias para afianzar y redirigir nuestros esfuerzos a donde resulte preciso hacerlo. Siempre actuaremos con eficiencia, eficacia y transparencia, respondiendo siempre con la oportunidad que la sociedad demanda, a la cual serviremos con profunda entrega y dedicación.